Fuego

EL LENGUAJE

Tal es el hecho que si se dividiera
No podría hacerlo indefinidamente
Primero pienso
Primero intento pesar el aire

Tal vez el tallo de una ortiga
O el estudioso helecho
Advirtieran que en mi constitución
No habría sino metáforas

Que comería las hojas sin quejarme
De la habitual caricia interrumpida
Y haría una sopa de letras azuladas
Con el océano de todos los remedios

Puesto que me destino a la cocina
También carezco de enemigos
Y la materia oscura ¿no está
Torciendo la galaxia?

________________________________

PROMETEO

El surco está encima del labio superior
Y es leyenda que el dedo de un ángel
Te aguarda

Crece
No digas entero lo que escriben las alas
A favor del viento

________________________________

MEMORIA

Son unos sables que caminan solos
Al costado de la muchacha
Que el azúcar endulza el corazón
Y destella un palacio
De incienso

¿Alumbraría también si una diáfana
Mañana me desafías?
¿Cabrá el duelo
En un juego de palabras?
Del aerolito que huyó

Para contar deícticos
Y leer a oscuras la industria
De los hombres
¿Reclamarías que elija
Entre alma y escoria?

¿Habría de templar
O acobardar el pulso
Por el escándalo
O el mutis
De la ferralla?

¡Si aún dormía
Ágrafa la muchacha!
Porque me acuerdo que el cuerpo
Acusa la emoción
Antes que el arte

Son unos sables que caminan solos
El amor es un sable enmascarado
Y lenta la dicha de hallarlo
En el paragüero
Y salir a la calle y empuñar el cielo.

Félix Blanco, Fuego, De la Salle University Press, Manila, 2003

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s