Etiquetas

, , ,

Porche ideal de la casa suspendida
No creer jamás en la clase mediana

El balanceo del cristo de la madera
De cuyo nombre quiero acordarme

Para entrar en litigios mercantiles
Y en parusías de pequeña empresa

Sostuvo el desgarro de la vorágine
Centro izquierda y centro derecha

Atónitos clavos del discreto monte
Pasto de cuervos y prosodia alerta

Afirman mi secuestro espectacular
La confusión distrae naturalmente

A los naturales de saltpetre océano
El canibalismo empieza por la sed

Agotada en los raudos entremeses
De esta cena última sin camareros

Antes de que el leguaje me visitase
Y la espelta polar fuese a remolque

De un silabario o ballena israelita
De vómito o sucedáneos hojaldres

Pensaría en la comunión noctiluca
De la estaca y el aprovechamiento