Etiquetas

, ,

ERIZO

Que no te encuentre dormido la inspiración
Dijo mi padre en la palma de la mano

Quince eras más tarde no me tiembla el pulso
Para imaginar qué ingrávida es la sabiduría

Delicada por dentro y áspera por fuera
Hoz y martillo del sol impertinente

Tal vez el erotismo del aire comprimido
Contenga una pregunta de peluche

Para cambiar el nido de cóncavo a convexo
Respondes más moruno que europeo

Heredas el perfume exacto de la fuente
Y lo incorporas azufre al marco del espejo

Cuando a passo d´uomo lucen los tranvías
Atraviesas dilecta su campo magnético

La música a cuestas como una manzana
Desapercibida que te está esperando

Ni se vende amor ni se compra abandono
Conmigo es posible la página en blanco

Y alguna caricia de exilio matemático
Que comprenden los sabios del lugar

Nota sobre el alimento que requiere ERIZO
a) Caliente, de todo
b) Evitar la ópera
c) Cumplir con lo anterior