ET JE L´AI MIS AU POINT DE VOIR TOUT SANS RIEN CROIRE

(préstamo de Molière y de J.A. Millán Alba)

En la vida secreta de las trufas que escarbaron Trappe y Claridge
Hay un pasaje desasistido de lectores

Sabemos tanto sobre gastronomía adictiva
Que por qué demorarnos en elucubraciones de autoría

La mano de obra tiró de luna hacia la mesa catódica
Y ya no tuvo melancolía olfativa

Un perro entrenado en álgebras de bosque
En quien deposito la confianza dual de Jesucristo

Es suficiente para que yo me sienta representado y consiga
La eternidad esbelta del presente

Pues que discurren con igual eficacia
La estación negra y la temporada blanca de la delectación

¡Mas cubríos ese seno que ve tartufo simultáneamente
Desbocado en la escritura de un verso alejandrino!