ME OLVIDÉ DE OLVIDARTE

Se llamaría prospección esta primavera española
Si no fuera porque así se llamaba
Antes de que existieran los bienes raíces
La entretenida urgencia de la sangre azul

La chulería de una cifra renuente al calendario
No tiene límite si la endogamia
La patria
Tan solo es ubre del espíritu santo

Alguna religión consiente todo descarrío
Siempre que el pecado se ajuste al reloj
De las campanas
Que divorcian el grano de la paja

Mientras broncea el badajo tautológico
La cárcel del alma palomera
Y el apartado pío de la declaración de la renta
De las personas físicas

Volvemos entonces a reconstruir esa casa
Hecha unos zorros por el paradigma
De la tutela democrática
Porque no hay cama pa tanta gente

Pletórica de riesgo inmobiliario
Cuando toma un avión cafetalero
Y desliza la llave hipotecaria entre los dedos
Del inmigrante próspero de manos

También el as que borbonea en la manga
De los chambelanes recónditos discurre
Aunque discurrir no sea más que un espectáculo
Sobre la cuerda floja de la memoria

De cada cual según sus necesidades
Esgrime la eucaristía de medir contradicciones
La anarquía de la lengua sostenida
Por el ácimo consuelo de la ostia

Un golpe de fortuna adinerada
En el momento exacto de los brotes verdes
Que predicaron con humor redundante
Aquellos agustinos minimalistas

Engordar el tronío hasta que se disuelva
Como pan de azúcar en el pueblo
Y no continuaron como las dinastías
Que viven el momento de la transubstanciación

La mezcla de azul y encarnada vergüenza
Habría de dar al que empuña una rosa evolutiva
Guarderías propensas a la melancolía
Posterior al escrutinio irremediable

Sabe extraer un rey de la baraja
Petróleo de la gramática de representación
Como cadáver mismo de la demografía
Ora pro novis

Extenuado a costa de los recados
Expuesto al avatar de los quirófanos
A la televisión vicaria de la notaría
A la aduana invertida que se entiende aquí

Tanta sabiduría contribuyente
Tanta fe en el éxito de la fotografía conjunta
De quien besa la palma gatillera
Como se come un perrito caliente

El deseado bis del museo del prado
Conoce al artista elemental y sordo
Lo contrario alienta en la ponderación
De la duquesa de desnuda aura

Que conserva encendido el fogón
Tal que al bulli hasta cierto punto
Resulta que la gastronomía pedagógica
No me emociona en absoluto

¡Qué mala noche atestiguó alvarito mutis
Cuando derribaran del caballo fogoso
Al príncipe de viana porque los verbos perecen
Como centinelas de la ignorancia!

La cripta oculta los nombres sobrios
Que abraza y rocía puntual en sus términos
Circunstanciales
Siempre que el patrimonio se conserve indiviso

Si uno de los mártires futuros intenta dimitir
De sus funciones catetas
Yéndose de caza a las antípodas del hombre
¿Por qué tanto marrón elefantino?

¿No basta ya de absoluciones revenidas?
¡Qué maravilla exclamaría cualquier connatural
Ante la luna de servicios prestados
A la nación pura!

Dando en el clavo de la inercia genésica
Caerían los votos monosilábicos
En urnas de cristal que la contaduría interpreta
Superávit de atolondramiento descendente

Como jcr y yo pensamos que hay que introducir
Más ilusión en la vajilla prosódica
Por defender la excelente sanidad pública
Negamos parejo a los inversores y a los evasores

Nos desembarazamos de la colchoneta
Que la soberbia quiere pero no puede
Sustraer del armario ultramarino
Y entregarla al mercado con nosotros

Nos vamos a contemplar granada
Católicos de ocasión
A interrogar la hora de la plusvalía
A rendir las llaves hasta los confesores

No es poca cosa adivinar los áulicos temores
Del femenino patio de los leones
Queda repsol refinerías
Me olvidé de olvidarte

Traducción JC Fonder

.
Hacer clic en las imágenes para ver el texto en formato pdf.
Aconsejamos imprimirlo con “adobe reader”.