Etiquetas

,

HUELGA

Un corte de pelo no demasiado corto por favor
Llegado el tren a donde se juntan las agujas

La mujer que todavía esté a salvo de ese ser
Que incorpora como suplente hombría

La mujer explicable por paradigma o rosa
De todos los rieles misericordiosos

Podría deducir entre otras cosas
El estado de ánimo que rumia el peluquero

Que la nación sucede al estado mayúsculo
Requiere algún tirón de pelo y no al revés

La clase media añora el jardín y riega
Los fines de semana su seguridad social

¿Querría presentarse ante la poesía financiera
Con el altruismo impropio de una doncella?

Quien me cedió aquel principio ferroviario
No tiene pelo porque se lo arrebataron

Los estilistas que sirven al mujerío ideal
Los homicidas cultos de la peluca

Los inventores extremos del querubín
Que vigila a mamá desde el espejo

Son seres humanos naturalmente
A nadie se le cae el pelo de vergüenza

No solo a quien ya consta en el paro absoluto
Como consecuencia de la iniciativa

Sino al recién afilado por la democracia
Que viene a suplir alguna imperfección

Un corte de pelo no demasiado corto por favor
Llegado el tren a donde se juntan las agujas

(Para Antonio Tabucchi, superviviente, a 28/3/2012)