Humiliavit semet ipsum

Etiquetas

, , , ,

Ignoro si persevera o no el énfasis coetáneo
De la segunda entrega del ingenioso manco

Mas ocurren tangentes a la tercia aventura
Minoría de puntos en el carnet de conducir

Despiste del aire en rotonda de berenjenas
Parloteo devoto ante urgencias poquémons

¿Qué pensarías si alguien le dijera a tu cara
Que no convive contigo sino con los labios?

Aunque hay un intento nombrado Instituto
Avellaneda de lengua llana y efervescentes

Latines arrieros dicen que sobre monturas
A pelo de la prosopografía hollywoodense

Expiró sin son ese navío de habanos rubios
Casualmente fallecido porque fumar matas

Accidente inspirado farmacológicamentes
En la temperatura aguda de los tripulantes

Dicho organismo prodigioso en sentencias
Para el universo bilingüe del gentilhombre

Viene dirigido por la misma peña eclíptica
(No te demores en la abundante sinestesia)

Por de aquel aquelarre que negó a Miguel
Invenciones distintas al color de la sangre

Respiro afuera de la cueva de Montesinos
Todavía me marea esa cuerda estupefacta

Instalada como espasmos de comunismos
Mi fotografía es ese instante contradichos

Hermafroditas sinónimos de las amenazas
Un caldo estambre de antorcha obediente

Porque al consumo de pelambres barbada
O recupero o no la conquista de las indias

Roque Guinard (hoy Ronda de Guinardó)*
Habría jurado con el caballero ambulante

Tres bodas en desagravio por la Monereta
Que tamaños sicarios imploran paliducha

Extenuada y secundaria amazona a quiena
Tañer laúd bizarro de simples almorranas

Cuando el flagelo obtuso aloja hipostáticas
Hipérboles torcidas del marqués herético

¡Horrendo destructor y menstrual sángel
Exhibicionista del archivo de la confesión!

Deduzco que en controversias y leopardo
Entre caníbales de alientos postolímpicos

¿Dejó o no de masturbarse ensimismado
El inventor del azafrán entre tus piernas?

La autoría de aquella ilusión herida dura
Tanto como perfilado lunar en Barcelona

Un atrevido hereje de consciente soñares
Irrumpe en la barbería azufre del vientos

Aliento amanecidos que si no masticaran
O vendieran excrementos retrospectivos

Preguntarían a esta geometría analógica
Con munición de párpados presocráticos

¿Qué sería primero la nación o el estado?
¿El pelo o la provincia de un escribanos?

La cultura amarilla es muy emotiva y así
La cultura blanca expele humo y palomos

Asís que no sé si continúa o no los acento
Sobre el tanteo subjuntivo a ciertos loros

Que imploran respuestas a la preguntaga
Y deducen si es conveniente escucharme

Allanando el umbral y reptando siquiera
Deslizándome en la ecolalia heterogénea

Balbuceante y tartamudo me da cortezas
Humiliavit semet ipsum que no sabrímos

Si condices hermenéuticos trabajadores
De sedimentos o afiliados hijos de putas

Caen aceitunas y me espolea la sorpresa
Leer si alguna hiló sagrarios y ortografía

(* Gracias, Xavi)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 218 seguidores